Los 8 tips para abrir y administrar un Restaurante

¿Alguna vez has soñado en abrir un restaurante, pero no estás seguro por dónde empezar? Abrir un restaurante puede ser una tarea intimidante. Sin embargo, con un menú claro, un concepto definido y un plan de administración y marketing efectivo, puedes convertir esa visión en algo real. Con esta guía de ocho pasos, harán está tarea mucho más fácil.

1. Construye tu menú

Primero y ante todo, ¡construye tu menú! El menú es la parte más crucial del concepto de tu restaurante. El tipo de menú que tengas, determinará el tipo de cocina que deberás comprar, el público meta, el personal necesario y muchos otros aspectos de la administración del restaurante. Al crear tu menú, ayudarás estableciendo y clarificando los siguientes puntos:

  • El público que estás interesado en servir.

  • Capacidad necesaria de tus cocineros y staff

  • Capacidad requerida de tu equipo de cocina y planta

  • Disponibilidad de ingredientes para el menú

  • Estrategia de Costos


2. Escoge un tema y adueñate de él

Ahora que has definido tu menú, es tiempo de escoger una temática para tu restaurante. Visualiza el tipo de espacio que quisieras crear antes de que escojas el color, logo o cualquier otro material de marketing.

Usa iluminación, colores y decoración para crear tu escenario. Para una experiencia romántica o intima en una cena, usa colores oscuros para hacer ver el lugar más pequeño y opta por asientos cómodos. Para un lugar de comida rápida o servicio rápido, usa luces y colores luminosos y asientos duros para asegurar que los comensales se retiren después de 20 minutos.

Como punto importante... ¡No olvides la imagen de tus empleados! Ya sea que tengas un restaurante tropical, o un bar de motociclistas, tu staff debe transmitir la temática del lugar.

Por último, es esencial crear un logo para el restaurante. Esto servirá como el emblema de tu negocio y aparecerá en la portada del menú, publicidad y en el local. Busca promover tu logo con la mayor cantidad de elementos personalizables para tu negocio.

3. Tener un plano para tu cocina

Ya estableciste tu menú y la temática del restaurante. Ahora es tiempo de pensar en el equipo e instalación que requerirá tu establecimiento. Tu objetivo es crear un flujo efectivo desde que el cliente llegue al establecimiento hasta en la cocina. Cuando viene el turno de la instalación, piensa en la frecuencia en la que usarás cada equipo para evitar un uso excesivo. Por ejemplo si planeas manejar muchos alimentos fritos, el tener una sola freidora podría no ser la solución adecuada. Así mismo busca la asesoría de expertos para que diseñen el flujo de la cocina como mejor se le acomode a tu espacio.


4. Obtén un prestamo y adquiere capital.

La planeación financiera es uno de los aspectos más desafiantes en la administración de un restaurante. Antes de que busques un préstamo u otra forma de adquirir capital, realízate las siguientes preguntas: ¿Cuánto dinero tengo? ¿Cuánto dinero necesito para poner en marcha el restaurante? ¿Cuánto dinero requiero para mantener en marcha el negocio? Es debido a una pobre planeación financiera que los restaurantes fallan.


Decidir si se va a construir, comprar o rentar un espacio y conocer sus pros y contras. Ten en mente que construir es el que consume mayor tiempo.

Siempre busca la asesoría de un experto. Ya sea un contador o un analista financiero, el empezar con el pie derecho en el aspecto financiero es siempre la mejor opción.


5. Busca un proveedor de confianza

Una vez que trabajaste en el layout de tu restaurante- ahora es tiempo de comprar los insumos. Un proveedor de confianza con precios competitivos debe establecerse para asegurar el éxito del restaurante. Hay dos tipos de suplementos que hay que considerar: Ingredientes y Equipo. Vendedores especializados como nosotros ofrecen equipos de calidad con entregas a domicilio y servicio al cliente especializado.

Ingredientes:

Haz una lista de tus ingredientes y el promedio de consumo de cada uno. Considera usar productos multi-faceticos y comprar en mayoreo para ahorrar dinero. Considera también rotar tu menú a platillos de temporada para maximizar tus ahorros.

Opta por proveedores que ofrezcan descuentos por compras frecuentes o volúmenes y que sus productos sean frescos y de calidad.

Equipo:

A pesar de que es tentador comprar equipo usado de cocina para ahorrar dinero, los nuevos equipos de cocina que vienen con una garantía clara son tu mejor opción en el caso de algún mal funcionamiento. Existen muchas empresas que ofrecen planes de crédito o arrendamiento para que sea mucho más accesible poder estrenar equipo nuevos y de calidad en tu cocina. Escoge una empresa con un buen servicio al cliente y que esté dispuesto a solucionar tus problemas.

6. Contrata al personal adecuado

Considera los roles que necesitan ser llenados en tu restaurante antes de comenzar la contratación de personal. Invertir tiempo y capacitación en el personal adecuado, puede ahorrarte muchos dolores de cabeza y constantes recontrataciones y/o despidos de tus empleados.

El servicio al cliente es un pilar fundamental de cualquier restaurante y el destinar tiempo y recursos a un programa de capacitación en servicio al cliente puede ser la diferencia entre el éxito o fracaso de tu establecimiento.


7. Siempre ten en cuenta a tu competencia

Ya sea una economía en depresión, un nuevo puesto de hamburguesas o un puesto de tacos al cruzar la calle, siempre estarás compitiendo contra algún obstáculo incluso desde antes de abrir. ¡Esto debe ser un llamado para ti en volverte creativo! Si tú no puedes competir contra los precios bajos de tu competencia vecina, juega desde otro ángulo tu estrategia: Negocio Familiar, Ingredientes Orgánicos, Música en vivo, Platillos exclusivos, etc.

Basta con mirar el mundo de las franquicias para ver cómo han navegado a través de crisis económicas, competencia feroz y otros factores, estableciendo un posicionamiento de marca único a través de las distintas promociones, temáticas y ofertas que han manejado para hacer frente a su competencia.


8. Crea expectativa con "Soft Openings".

Como dice el viejo dicho "La práctica hace al maestro". ¡Lo mismo viene para la apertura del restaurante! Considera organizar uno o varios "soft openings" para un número limitado de personas antes de abrir las puertas al público. Esta estrategia de "prueba piloto" permite detectar áreas de oportunidad: ya sea mejorar el servicio o cambiar ciertos platillos del menú. Desde hacer fiestas privadas para amigos y familiares, hasta pequeñas aperturas a público en general, existen varias formas de lograr un "soft opening" exitoso. Aquí hay algunas opciones:

  • Ofrece un menú "Beta" que ofrezca la mitad de lo que existe en realidad en tu menú. Esto reduce el estrés de tu nuevo personal y promueve que tus clientes regresen para ver el menú completo.

  • No operes todo el día en un "soft opening". Considera ofrecer solo desayuno por ejemplo por 4 días y solo cena en el 5to día.

  • Organiza una "Hora Feliz de Pre-Inauguración" con un menú seleccionado de bebidas del lugar.

  • Organiza una inauguración exclusiva para amigos y familiares con un menú un poco más amplio con la intención de entrenar a tu staff.


¡Siguiendo estos 8 sencillos tips, la tarea de abrir un restaurante ya no parecerá tan imposible como antes! Asimismo, recuerda que en Provinco, nuestro grupo de expertos, estará encantado de asesorarle y guiarlo en la tarea de comenzar su negocio.

¡Nos vemos en la siguiente edición de nuestro blog! ¡Hasta la próxima!

#blogdelmes #tipstosucces #restaurantes

342 vistas
¡Presupuesto gratis! 
¿Tienes un proyecto en mente?
Llama al: 01 (686) 564-68-56 o clic aquí
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon